Thursday, September 15, 2016

Implementos con buen ritmo

Entre todos los implementos que se le puede añadir a un vehículo, el equipo de sonido es quizá uno de los más buscados y demandados, así lo afirma Fernando Gutiérrez, ingeniero de sonido de The Finish Line.

Dos tipos. Según explicó el profesional, existen dos tipos de equipos. “Los que se incorporan de manera interna, adecuándose al espacio que le dé al vehículo, se los puede ubicar en las puertas, debajo de los asientos e incluso armar con fibra de vidrio un espacio que ‘camufle’ los aparatos; de manera que no rompa la armonía y elegancia del motorizado en la parte interior”, apuntó Gutiérrez. La segunda es la externa, donde se nota a simple vista los parlantes instalados, “son equipos que se notan a simple vista; que están en el vehículo, generalmente, en la parte trasera”, remarcó el ingeniero de sonido, al destacar que regularmente el volumen de estos aparatos suelen estar por encima de los 100 decibeles. “Aunque lo recomendable para el ser humano es no pasar de los 90 decibeles”, señaló.

Precios. “Mientras más fuerte el cliente quiere que suene, más caro cuesta el equipo”, advirtió Gutiérrez. Cabe aclarar que los precios van desde $us 150 que consiste en una sencilla instalación de radio hasta $us 20.000 que infiere los equipos más potentes y grandes que hay en el mercado, “hasta ahora”, apuntó Gustavo Crispín, experto en instalación de equipos de sonido.

Marcas. Gutiérrez destacó que en The Finish Line trabajan con las marcas como JL Audio y DB Drive; “pero existen otras como Rockford y Pioner”.

Componentes del equipo. Estos implementos están compuestos por: la fuente de sonido, el amplificador (cuya función es aumentar la potencia de la señal de audio que genera la fuente), los altavoces (que es encargado de convertir la señal eléctrica, proveniente del amplificador, en la música que perciben nuestros oídos), los de varias vías (en otras palabras: tweeter que es altavoz pequeño, destinado a reproducir sonidos agudos; woofer, un altavoz de mayor diámetro, destinado a reproducir sonidos medios y graves; y por supuesto, subwoofer, el altavoz de gran diámetro, destinado a reproducir sonidos subgraves). Hay que aclarar que en cualquier tienda, se puede solicitar dos tipos de altavoces, los coaxiales y los de vías separadas. Los primeros son equipos de dos o más vías, generalmente un woofer y tweeter; mientras la segunda son tweeter y woofer físicamente separados. A ello, se suma el subwoofer que no es otra cosa que un altavoz de gran diámetro, que está especializado en reproducir sonidos graves y subgraves.

Evolución de los equipos. El ingeniero de sonido, Fernando Gutiérrez, explicó que al igual que los motorizados, los modelos de los equipos de sonido también han cambiado. “En cuanto a modelos y precios, la diferencia es mucha. Lo que hace diez años encontrabas en potencia y precio no se compara con lo de ahora. El tamaño es más reducido y la potencia, cada vez mayor”, remarcó.

No comments:

Post a Comment